17-27: Seis minutos que valen cinco puntos

El VRAC Quesos Entrepinares consiguió un importante triunfo con bonus en San Román que le consolida como primer clasificado de la División de Honor con un total de 76 puntos. Una victoria que abre ahora un descanso competitivo de dos semanas, ya que la Liga no regresará hasta el 25 de febrero, cuando Pepe Rojo acoja el decisivo derbi vallisoletano de la segunda vuelta que el VRAC afrontará en lo más alto de la tabla. Además, el conjunto de Diego Merino se mantiene invicto en el torneo doméstico, donde ya suma 16 partidos ganados.

La empresa no se presumía sencilla y no lo fue. Todo hacía indicar que Senor, que buscaba seguir su particular mano a mano con el Sanitas Alcobendas por la tercera plaza, complicaría al máximo las cosas al Entrepinares y el guión, en efecto, no distó mucho de lo previsto. Tampoco la climatología ponía de su parte, ya que el intenso viento y la incesante lluvia dificultaba más todavía la práctica de un juego siempre imprevisible en el césped sintético de San Román.

Consciente de que se había dejado dos puntos muy valiosos en los dos últimos partidos de Liga, el VRAC quería ganar con bonus ofensivo y lo demostró desde la primer acción del encuentro. Los vallisoletanos, con el aire a favor, comenzaron a mover el oval de lado a lado para percutir en la defensa cántabra. No tardarían en rascar dos castigos consecutivos que, en vez de buscar traducir en puntos con el pie, implicaron las dos primer melés del duelo y que fueron el anticipo de la primera marca azulona. Tras varias fases con aportaciones de Thompson, Gimeno o Stöhr, Tomi Carrió buscó el peligro con el pie para la carrera de un Guillo Mateu al que el bote le favoreció para anotar el primer ensayo, transformado por Carrió, que brilló a un gran nivel durante los minutos que estuvo sobre el césped.

El ensayo exigió a los locales, que se volcaron en ataque con algo de precipitación, especialmente en una jugada desaprovechada por Fraiser. El partido se trabó durante los últimos minutos del primer acto, cuando una acción fortuita de Dani Stöhr dejó a dos jugadores verdes, Latrónico y Bulacio, tendidos varios minutos sobre el césped. Esto ralentizó el juego y aumentó los errores en ambos equipos, deseosos de que llegase el descanso ante el desapacible día que presentaba la capital cántabra. Con el fin de garantizar la victoria y viendo que el partido no terminaba de decantarse claramente a su favor, el VRAC aseguró tres puntos fruto de un castigo por medio de Carrió (0-10), que fallaría otro, al igual que Independiente, poco antes de que el colegiado Iñigo Atorrasagasti señalase el camino a los vestuario para tomarse un respiro.

La reanudación dejó un nuevo desacierto en el pateo de Mariano García, que ya no erró a la tercera para llevar el partido a un igualado 3-10 que dejaba a ensayo transformado a los bisontes. Sin embargo, los santanderinos tiraron todo el trabajo por la borda con dos amonestaciones consecutivas que les dejaron en una peligrosa inferioridad durante 10 minutos en los que el VRAC resolvería el partido. De hecho, al Quesos le sobraron cuatro, porque en seis consiguió tres marcas que le permitieron encarrilar la victoria, certificar el punto bonus y poder marcar los tiempos del encuentro hasta el pitido final. Pedro de la Lastra y Gabriel Vélez firmaron los dos primeros, muy similares y en los que el Entrepinares buscó con facilidad superioridad por el flanco izquierdo de su ataque. El tercero se lo apuntó Tomás Carrió, que arrancó desde el centro del campo sentando a varios jugadores del Senor para el 3-27.

Pese a que las fuerzas se igualaron a más de 20 minutos del final, Independiente sabía que la renta era suficientemente alta como para obrar la remontada y, ya con más paciencia, intentó ofrecer el nivel de la primera parte para, al menos, irse con buen sabor de boca. Lo consiguieron y, de hecho, poco les faltó para al menos lograr un punto. Los ensayos de Guerrero y Jackman, ambos transformados por Mariano García, maquillaron el resultado con el 17-27 definitivo que le sirve al VRAC para retener el liderato y tachar del calendario la siempre temida visita a San Román.

 

Ficha técnica:

17 – Senor Independiente: Germán Gudiño, Leonardo Bulacio, Mario Ottoño, Juan Pablo Guido, Alfonso Colombo, Josel María Soria, Joshua Fraser, Agustín Schab, Lucas Latronico, Juan Diego Zabalegui, Taiel Palmeri, Mariano García, Francisco Guerrero, Romain Ducamp y Marc Jackman

También jugaron: David González, Fernando Álvarez, Martín Altamirano, Jose García, Aldo Cornejo, Ignacio Poet y Lautaro Lualdi

27 – VRAC Quesos Entrepinares: Raúl Calzón, Steve Barnes, Alberto Blanco, Daniel Stöhr, Sacha Casañas, KaloKalo Gavidi, Gabriel Vélez, Leigh Thompson, Pablo Gil, Tomás Carrió, Pedro de la Lastra, Álvar Gimeno, Jerry Lemalu, Guillermo Mateu y Fede Casteglioni

También jugaron: Jody Allen, Pablo César Gutiérrez, Nathan Paila, Ignacio Castellote, Adrián Pescador, John Wessel-Bell y Álvaro Ferrández

Marcador: 0-7, min. 16: Ensayo de Guillo Mateu y transformación de Tomás Carrió; 0-10, min. 36: Transformación de castigo de Tomás Carrió; 3-10, min. 45: Transformación de castigo de Tomás Carrió; 3-17, min. 52: Ensayo de Pedro de la Lastra y transformación de Tomás Carrió; 3-22, mi. 54: Ensayo de Gabriel Vélez; 3-27, min. 58: Ensayo de Tomás Carrió; 10-27, min. 70: Ensayo de Guerrero y transformación de Mariano García; 17-27, min. 80: Ensayo de Jackman y transformación de Mariano García

Árbitro: Iñigo Atorrasagasti. Amonestó a Jackman y a Gudiño

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 16 de la División de Honor 2017/2018 disputado en San Román

By | 2018-02-03T19:15:17+00:00 febrero 3rd, 2018|Actualidad, División de Honor, En portada|