El próximo sábado, a las 18.00 y en Pepe Rojo, el VRAC Quesos Entrepinares B buscará remontar el 27-15 que cedió el pasado fin de semana en Santander. El VRAC saltó a las Instalaciones Ruth Beitia con Juan, Castellote, Raul, Gualda, Ramon, Conde, Jorqui, Chita, Nacho, Dieguete, Duwi, Urullo, Posadas, Pepo y Moncada; y con Melli, Cartu, Asis, Sebas, Subrá, Tola, Gafas y y Soloaga desde el banquillo.

Un partido marcado por la lluvia y el campo húmedo que no animó precisamente al VRAC. Y eso que el equipo salió bien, sacando y encerrando en su campo a Santander. Los cántabros pudieron pasar un golpe al poco de comenzar el duelo, pero fallaron. La alternativa fue quesera, con una posibilidad de pateo al que se renunció por lanzar a  touche y empujar con el maul hasta la zona de ensayo. El arbitro no decretó la marca. Cerca del ecuador del primer acto, Dieguete aseguró con el pie los tres primeros puntos del partido. Poco duraría la alegría. Solo tres minutos después, CRS conseguía su primer ensayo tras varios errores defensivos y placaje azulones. Por suerte, el apertura volvía a no pasar el oval entre palos

El VRAC intentaba desplegar su juego y pisaba línea de 22, pero Santander frenaba las acometidas con castigos. Dieguete situaba el 5-6. Empezó entonces el Quesos a cometer errores por falta de concentración. De hecho, una mala touche en la 40 de Santander les daba la posesión y generaba un peligroso acercamiento que terminaría desencadenando el segundo ensayo rival, transformado. Un 12-6 que sería 12-9 al descanso gracias al pie de Dieguete.

 

La reanudación fue nefasta para los intereses del VRAC. En 15 minutos, Santander puso tierra de por medio tras pasar un golpe de castigo y anotar un ensayo después de “robar” una melé y aprovechar la mala defensa del lado cerrado vallisoletana, dejando una diferencia de 11 puntos con el 20-9. El VRAC se atascó y, tras una leve mejora, Dieguete volvió a sumar tres puntos.

El cansancio se hacia notar y el VRAC no tenía la claridad necesaria. Aprovechando un nuevo error del filial, Santander volvió a ensayar. La respuesta volvió a ser por medio de Dieguete para dejar un 27-15 que ni mucho menos descarta la remontada el próximo sábado en Pepe Rojo.