El filial del VRAC viajó a Pamplona con la intención de sacar un buen resultado contra un equipo que se preveía complicado por lo visto durante la temporada. Y, más o menos, así fue. No se consiguió la victoria pero “solo” se perdió de dos puntos (15-13).

Desde el saque de centro se vio que el Quesos tenía un rival duro enfrente, de hecho incluso con uno menos se adelantó La Única con un ensayo de su tres cuartos que transformaron para poner el 7-0 en el marcador.

Pudo el ‘B’ acortar distancias, pero el poco acierto de Dieguete en el golpe de castigo seis minutos después (cosa poco habitual en él) hizo que hubiera que esperar. Pero solo dos minutos después, una gran galopada de Ramón rompiendo la defensa terminaba en ensayo bajo palos que Dieguete transformaba para empatar el marcador.

Parecía que por fin se despertaba el VRAC del pesado viaje y conseguía posesiones más claras. El juego de ambos equipos se desarrollaba entre las zonas de 30 metros con intercambios de posesiones. En el minuto 25 el filial tuvo de nuevo la oportunidad de hacer más puntos, pero no era el día y se volvía a fallar el golpe de castigo. Otros dos minutos más tarde sí que acertaba Dieguete y se colocaba el 7-10 a falta de casi diez minutos para el descanso.

El equipo se relajó un poco tras el acierto. De hecho, La Única no desaprovechó la ocasión en una jugada de su tres cuartos desde una touche ganada a dos manos que culminó en el extremo contrario con ensayo sin transformar para el 12-10. No se movería el marcador en los ocho minutos restantes del primer tiempo.

En la reanudación, después de la charla técnica, el VRAC reaccionó, pero la buena defensa rival (rozando el fuero de juego) y la mala toma de decisiones del equipo hacia no obtener los puntos ansiados en el marcador. Los dos equipos seguían intercambiando posesiones y a pesar de la gran cantidad de golpes de castigos de La Única, no estaban lo suficientemente cercanos para optar a los puntos.

No se movió el  marcador hasta falta de cinco minutos, donde La Única sacó provecho a uno de los pocos golpes que el Quesos cometió durante todo el partido para alejarse al 15-10. Dos minutos después, Dieguete, tras la decisión técnica (la infracción era dentro de 22 y bastante centrada) dejaba el marcador 15-12 con tres minutos por disputar y, con un nuevo golpe de castigo a favor, el VRAC decidió sacar el balón fuera y terminar el partido.

 

Foto: FB La Única