El filial ya piensa en el Muro de Zaro

El VRAC Quesos Entrepinares ya piensa en el partido que decidirá qué equipo asciende a la División de Honor B. Le costó y mucho, pero el filial se mantiene imbatido en la temporada y se jugará en 80 minutos el billete a la segunda división nacional en el Muro de Zaro (sábado 18.00), donde ya sabe lo que es ganar un partido importante.

Pero no será fácil. Y es que el encuentro de ida ha puesto de manifiesto el nivel del Belenos, que intentará devolver al VRAC el triunfo quesero en tierras avilesinas hace una semanas, cuando se proclamó campeón de la Liga Norte con un final de infarto.

En Fuente la Mora, junto a Pepe Rojo, el filial azulón no tuvo su mejor tarde, pero aún así se llevó la victoria y una ventaja de ocho puntos que no supone ninguna garantía ni permite confianzas, pero que al menos le otorga un diferencial de un ensayo transformado para lograr el ansiado objetivo.

Al descanso, Belenos se iba con un cómodo 6-18 que rompía el 6-6 inicial fruto de cuatro castigos pasados por los dos equipos. Poco a poco, y con mucho trabajo, los queseros fueron levantando el partido. Tres ensayos, uno de ellos transformado, y un nuevo castigo, dejaban el resultado final en 26-18.

By | 2018-06-04T19:46:41+00:00 junio 4th, 2018|Actualidad, División de Honor, Regional Masculino|