El rugby nacional lució músculo en Valladolid bajó la organización del VRAC

Este fin de semana se celebró el campeonato de España de categorías inferiores organizado por el VRAC Quesos Entrepinares. Un evento que ha ido creciendo en las últimas temporadas, hasta llegar este año a un volumen récord. 3.000 jugadores y quinientos técnicos se acercaron a las instalaciones vallisoletanas de Pepe Rojo y Fuente la Mora (en esta ocasión hubo de utilizarse el complejo universitario dada la magnitud de la participación), distribuidos en las cuatro categorías de Escuela (Lince, Jabato, Pre Benjamín y Benjamín) y en casi 220 equipos.

Todo un desafío logístico que el VRAC supo resolver gracias al esfuerzo y buen hacer de más de cien voluntarios y cincuenta entrenadores. En un ejemplo de lo que se entiende por cultura de club, la gente del VRAC respondió como acostumbra. En todos los ámbitos donde se desarrolló el evento, se cubrieron sobradamente las expectativas de número de personas encargadas, que además trabajaron mucho y bien. El VRAC dio de comer a 3.500 personas, repartió otras tantas medallas y trofeos, organizó los 24 campos donde se desarrolló el campeonato, elaboró los innumerables dosieres, cuadros y horarios del campeonato -trabajando además en un aplicación para llevar casi en vivo resultados y clasificaciones a los padres y clubes-, repartió 7.000 litros de agua; valló instalaciones, organizó aparcamiento para miles de vehículos, saneó los complejos y varias cosas más, necesarias todas ellas para el correcto desarrollo del torneo durante todo el fin de semana. Incluso se asignó a cada club participante un guía para resolver todas las inquietudes que pudieran tener desde los días previos al campeonato. Y todo ello con gente de la casa, con técnicos, padres, jugadores, socios, veteranos, directivo…muchas gracias a todos ellos y también a la más de una decena de patrocinadores que se implicaron con el Torneo. Y por supuesto, también agradecer a todos los clubes que tuvieron a bien acercarse para participar en el campeonato.

En cuanto al aspecto deportivo, los resultados fueron excelentes. El VRAC presentó cuatro equipos Sub-6, seis equipos Sub-8, cuatro equipos Sub-10 y tres equipos Sub-12, lo que supone un total de diecisiete equipos, siendo la representación más numerosa de todos los clubes.  46 clubes que se desplazaron hasta Pucela desde casi todos los puntos de España, Andalucía, Madrid, Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura y Cataluña.

Se implantó un formato novedoso de competición, eliminando cruces y partidos eliminatorios. El sábado se desarrolló una fase de grupos, donde según los resultados obtenidos los equipos se ubicaban en otros grupos para jugar el domingo. Agrupados así por niveles, todos compitieron en partidos lo más igualados posibles, disputando hasta ocho encuentros entre ambos días.

Los cuatro conjuntos de segundo año de las cuatro categorías se clasificaron el sábado para los grupos oro, lo que demuestra la excelente salud de la cantera quesera. Y además, el domingo, los Sub-8, Sub-10 y Sub-12 ganaron todos los partidos, concluyendo el torneo en lo más alto e imbatidos en los ocho encuentros que disputaron respectivamente. Nuestros equipos de primer año, conjuntos B, C, D y hasta E y F, exhibieron un alto nivel de juego, demostrando que desde que entran en la categoría que les toque, ya adquieren el sello y estilo VRAC, con las señas de identidad que se inculcan tanto a los equipos más “veteranos” como a los más novatos gracias a la labor de los entrenadores. Sin duda, estos chicos son la piedra angular del Club, y su futuro. Así y en resumen, un fantástico fin de semana de rugby. Muchas gracias a todos por el esfuerzo y el trabajo bien hecho.

By |2018-05-29T19:03:42+00:00mayo 29th, 2018|Actualidad, En portada, SUB 10, SUB 12, SUB 6, SUB 8|