Los veteranos repiten victoria en Vigo

Se celebró el IV Torneo Movember, en el colegio Montecastelo de Vigo; organizado por el club Melgachos Vellos Rugbiers. Un evento que, aparte de su propósito deportivo, está destinado a recaudar fondos para la asociación Española contra el Cáncer.

Los veteranos del VRAC, por segundo año consecutivo, se desplazaron hasta tierras gallegas; y al igual que en el anterior, consiguieron alzarse con el Trofeo.

En los prolegómenos del triangular, se entregaron medallas y recuerdos; y el alcalde de Vigo dedicó unas palabras ensalzando el propósito benéfico y la calidad deportiva del Torneo. Acto seguido, se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del padre de nuestro compañero Miguel Ángel Martín, “Pana”.

El Torneo comenzó con el VRAC jugando contra el conjunto anfitrión, los Melgachos Vellos Rugbier. Los azules salieron al césped con falta de concentración y de intensidad defensiva, lo que condujo a encajar un ensayo en los primeros minutos. Los gallegos, con un rugby de delantera, pases cortos, sin exponer ni perder el balón, y a base de rucks y pick and go, se adelantaban en el marcador. Tras este primer contratiempo, poco a poco, el VRAC fue sacudiéndose el dominio local y a defender mejor. A pesar de no poder desarrollar el clásico juego de continuidad y apoyos que otras veces le ha dado tan buenos resultados-en parte debido a las continuas interrupciones del juego y a la cantidad de infracciones pitadas-, el VRAC empezó a imponerse en los agrupamientos, ajustar la touche y jugar algunos balones rápidos. Así, el empate llegó antes del descanso a la salida de un castigo jugado con la delantera. Los segundos veinte minutos solo tuvieron color azul. Los ataques cada vez más rápidos, alternando fases cortas con aperturas a la línea, y la defensa más presionante y ordenada, permitió a los pucelanos anotar tres ensayos más en este período. Dos obtenidos por los tres cuartos y el otro a la salida de una touche robada.

Después, y sin apenas tiempo para recuperar, tocó el partido contra el portugués Scrum de Braga. Un equipo duro y fuerte físicamente. Este choque lo encaró el VRAC concentrado desde el pitido inicial. La primera parte presentó un encuentro equilibrado en el territorio, con un VRAC con mayor posesión de balón pero que no conseguía sacar excesivo premio debido a la cantidad de castigos y francos que concedió al rival. Las defensas se imponían a los ataques en un choque bastante duro y trabado. Unos minutos antes de concluir el primer tiempo, a la salida de una melé en veintidós lusa, una bonita jugada permitió a los azules anotar la primera marca. Al principio de la reanudación, en otra jugada de picardía se consiguió el segundo ensayo. Dado el desarrollo del partido, donde las defensas se presentaban bien organizadas y con pocos fallos, se antojaba la ventaja como decisoria. Pero cinco minutos de desconcentración defensiva-unida al cansancio físico que a esas alturas arrastraba el equipo, natural después de tantos minutos seguidos jugando-, permitieron al equipo portugués empatar el partido. Aún tuvo el VRAC una última oportunidad para anotar el ensayo que desequilibrase la balanza, disponiendo de una touche en la última jugada a escasos cinco metros de la marca rival; pero no conseguimos rematar la jugada.

El tercer partido enfrentó a los Melgachos y al Scrum de Braga, y concluyó con empate (5-5). Con estos resultados, los Old VRAC,s se adjudicaron el Torneo, al igual que el año pasado. Enhorabuena al equipo, que sin duda mereció el primer puesto. Desear pronta recuperación a los dos lesionados.

Y ante todo, enviar un fortísimo abrazo a nuestro compañero Pana, en estos momentos tan duros para él. ¡Ánimo, Pana!

By | 2017-11-29T16:06:36+00:00 noviembre 29th, 2017|Sin categorizar|