Cuando hace dos años el VRAC Femenino comenzó a dar sus primeros pasos nadie imaginó que en marzo de 2017 firmaría la tercera plaza en la Liga Regional. El equipo, que hace unos días se quedaba a las puertas de disputar la final y mantenerse en la carrera por el ascenso de categoría, selló su particular “bronce” este sábado con una victoria en Pepe Rojo.

Cuenta la leyenda que nadie quiere jugar el partido por el tercer y cuarto puesto de una competición. A nivel internacional se habla de partidos prescindibles que no motivan a las jugadoras. No fue el caso. El VRAC Femenino salió a por todas, como durante cada sábado desde que comenzó la temporada, y consiguió vencer al ADUS. Lo celebró como se merecía, poniendo en valor el éxito de un equipo que sigue creciendo y cuyo techo es, a día de hoy, infinito.

El puesto obtenido es más que un número. Es un reconocimiento al sacrificio y al esfuerzo de todos los que forman y rodean al VRAC Femenino. Y de los que lo han hecho durante los dos últimos años.  Por ello, el club quiere tener hacia el equipo unas palabras de agradecimiento por representar como lo hacen al VRAC Quesos Entrepinares.

Felicidades a las jugadoras y al cuerpo técnico, especialmente, por su lucha constante. Todos deseamos que el crecimiento continúe, con la ayuda e implicación de todos, y que temporada tras temporada se sigan logrando retos.