El VRAC Quesos Entrepinares mantiene, un año más y ya van 12, su idilio con la Scottish Rugby Union, la Federación Escocesa de Rugby. Su Selección Sub 17 vuelve a elegir Valladolid como escenario de una concentración veraniega que será clave para el futuro de los jugadores elegidos para entrenar en Pepe Rojo, ya que se encuentran en una edad decisiva para seguir entrando en los planes de los diferentes seleccionadores. Su sueño, formar parte en algún momento de sus carreras del equipo absoluto del ‘XV del Cardo’ ante un Murrayfield hasta la bandera. No serían los primeros que pasan por Valladolid y lo consiguen. La lista empieza a ser larga.

Las instalaciones de Pepe Rojo, como viene siendo habitual, se suman a Río Esgueva o a la piscina de Fuente La Mora. El despertador suena pronto para aprovechar el día, intercalando ejercicios físicos y sesiones tácticas. Los técnicos que desplazan a Valladolid siempre han recalcado que aquí encuentran “excelentes” condiciones para desarrollar su trabajo.

En esta ocasión la concentración se lleva a cabo desde el pasado 1 de julio y se prolongará hasta el próximo domingo 14. A los entrenamientos y los conceptos puramente deportivos también se suman excursiones para conocer la ciudad de Valladolid, la provincia y diferentes municipios de Castilla y León.

La expedición de Escocia Sub 17 la componen en este año 2019 un total de 33 personas: 26 jugadores, tres entrenadores, un mánager, un preparador físico, un fisioterapeuta y un doctor. El VRAC, además de gestionar las instalaciones y cuestiones logísticas con la ayuda de las diferentes instituciones, pone a su disposición a personas vinculadas con el club para hacer la estancia en Valladolid lo más fácil posible. Un año más, ha sido Rubén Peña el que ha estado cerca de los miembros de la concentración escocesa para cuidar hasta el más mínimo detalle.