El debut oficial se producirá cuando la oportunidad les llegue en la División de Honor, pero compartir minutos de juego con el primer equipo en un partido amistoso también es especial. Y más si es el primero de la pretemporada, en un claro gesto del cuerpo técnico de indicar por dónde irán los derroteros durante este atípico curso 2020/2021. La cantera asumirá un papel relevante por el contexto social y sanitario del país y, por ende, del deporte y del rugby.

El del pasado sábado frente al Lexus Alcobendas quedará grabado en la memoria de Álvaro Meléndez, Pedro Añíbarro y Carlos Zaloña, canteranos de la generación de 2002 que han crecido de la mano y que debutaron de la misma manera.  Los dos primeros, “Cartujano” y “Guindi”, partieron desde el XV inicial de Diego Merino, mientras que Zaloña se estrenó minutos después.

También fue un día especial para Luis Sanz Bay, jugador de la generación del 98 que se sumó a la nómina de jugadores del VRAC Quesos Entrepinares que acumulan minutos con el primer equipo quesero. A buen seguro no serán los únicos.

El regreso de Álex Alonso y Tomi Carrió

Además de los cuatro debuts, el partido en Alcobendas significó para Alejandro Alonso y Tomás Carrió volver a vestir mucho tiempo después la camiseta azulona del VRAC.