Uno de los grandes retos que se marca temporada a temporada el VRAC Quesos Entrepinares es el de visitar las instituciones vallisoletanas para ofrecer a sus vecinos, de municipio y de provincia, los títulos obtenidos. Es, a todas luces, una buena señal ser recibidos en el Ayuntamiento de Valladolid o en el Palacio de Pimentel y, como no hay dos sin tres, el VRAC sumó su visita como Campeón de la Copa del Rey las dos anteriores este mismo curso con la Supercopa o la Copa Ibérica.

El discurso de Diego Merino dejó claro que, lejos de suponer conformismo, ser recibidos por Óscar Puente o Jesús Julio Carnero implica una dosis extra de motivación para regresar cuanto antes. Así ha sido y así seguirá siendo. El mismo valor le dio el presidente José María Valentín-Gamazo, que recordó precisamente que el VRAC se ha ganado por derecho propio repetir participación en la próxima edición de la Supercopa de España. Será la séptima consecutiva, habiendo ganado además las seis anteriores. Nadie lo había conseguido hasta la fecha.

El Alcalde de Valladolid, Óscar Puente, agradeció al club el esfuerzo continuo por mejorar y triunfar, así como animó al equipo, siempre con un mensaje similar hacia El Salvador, a regresar en unas semanas con el título de Liga. Tanto Puente como Carnero destacaron el hecho de que el Trofeo de la Copa del Rey se quedará en propiedad para el VRAC al tratarse de la quinta Copa del Rey obtenida por el club, primera en posesión.