Finalizada la temporada 2020/2021, en la que el VRAC Quesos Entrepinares sumó a sus vitrinas la División de Honor y la Copa Ibérica, el palmarés del club azulón se eleva a los 29 trofeos en sus 35 años de historia. El bagaje es de 11 campeonatos de Liga (División de Honor), ocho veces campeón de la Supercopa, cinco títulos logrados de la Copa del Rey y vencedor en otras cinco ocasiones de la Copa Ibérica.

El triunfo en Las Terrazas frente al Lexus Alcobendas le permite al VRAC aspirar a otros cuatro títulos en el curso 2021/2022, ya que supuso el billete para la Supercopa, en la que se medirá precisamente al conjunto madrileño; y para la Ibérica, en la que el rival será Técnico Rugby, en esta ocasión en tierras portuguesas. A estos dos trofeos habrá que sumar la posibilidad que el VRAC tendrá, como el resto de conjuntos nacionales que competirán en División de Honor, de levantar tanto la Copa del Rey como la propia Liga.

Curiosamente, el primer título de la historia del VRAC es el que en los últimos años se le atraganta al Entrepinares: la Copa del Rey. Esa inolvidable victoria en 1998 marcó un antes y un después para el Quesos. Después llegarían las Ligas de 1999 y 2001 y un impás hasta 2010, cuando el club “explotó” competitivamente.  Desde ese momento el VRAC ha multiplicado constantemente sus éxitos. En la 2012/2013 se logró el primer doblete (Supercopa + Liga)  y en la 2014/2015 se firmó un curso histórico con pleno de títulos que se repitió en la 2017/2018.

Ahora, el club se centra en la planificación de la temporada 2021/2022, que se presenta tan ilusionante como complicada por el crecimiento y la igualdad que está experimentando el rugby nacional.